Fe y Fundamento: Las 10 Doctrinas Esenciales de la Biblia por Iglesias Creativas

En nuestras vidas, a menudo nos encontramos buscando dirección y significado, anhelando una comprensión más profunda de nuestra existencia y cómo nuestras creencias moldean nuestras acciones. Las Doctrinas Fundamentales de la Biblia no son meramente un conjunto de creencias abstractas; son el esqueleto sobre el cual se construye el cuerpo entero de la doctrina cristiana.

Pero, uno podría preguntarse, ¿qué relevancia tienen estas doctrinas en nuestro día a día? ¿Cómo influyen en nuestras decisiones, en nuestra fe y en la forma en que navegamos por la vida?

1. Dios: El Fundamento de Todo

La magnitud de Dios es un misterio que desafía nuestra comprensión. Él se revela como el único Dios verdadero en la Trinidad del Padre, del Hijo (Jesucristo) y del Espíritu Santo. Esta concepción de Dios en tres personas ¿cómo moldea nuestra comprensión de lo divino y nuestra relación con Él? Nos invita a reflexionar sobre la profundidad de nuestra fe y cómo nos relacionamos con un Dios trino.

Deuteronomio 6:4 nos dice: «Oye, Israel: Jehová nuestro Dios, Jehová uno es.»

2. La Biblia: La Palabra de Dios

En un mundo en constante cambio, la Biblia se mantiene como la palabra infalible de Dios, una guía suprema para la vida. ¿Cómo podemos asegurarnos de que sus enseñanzas sigan siendo relevantes en nuestra realidad moderna? La Biblia no es solo un libro antiguo; es una fuente viva de sabiduría que nos guía en cada paso de nuestro camino.

2 Timoteo 3:16-17 nos recuerda: «Toda Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para reprender, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.»

3. Jesucristo: El Salvador del Mundo

Jesucristo, el corazón de nuestra fe, ofrece salvación a toda la humanidad a través de su muerte y resurrección. Seguir a Jesús en el día a día significa vivir conforme a sus enseñanzas y ejemplos, buscando ser luz en un mundo a menudo oscurecido por el pecado y la desesperación.

Juan 14:6 declara: «Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.»

Send this to a friend