Nunca pienses que Dios ama a otros más que a ti.

Send this to a friend