Por su fe Isaac logra ver la promesa de Dios cumplida en su vida.