Que tu felicidad, dependa sólo de Cristo y de nadie más.

Send this to a friend