¿Acaso no lo sabes? ¿Acaso no te has enterado? El Señor es el Dios eterno, creador de los confines de la tierra. No se cansa ni se fatiga, y su inteligencia es insondable. Isaías 40:28

ETERNO DIFERENTE QUE INFINITO 

La diferencia entre estos dos adjetivos es, que el infinito tiene un principio pero no un fin, como los números, que sabemos que empiezan en cero pero no les conocemos un fin, a diferencia de lo eterno que no tiene un principio, lo eterno siempre ha existido y siempre va a existir. 

DIOS ETERNO 

Si leemos la Biblia podemos entender un poco más a fondo la eternidad, pues tenemos un Dios eterno. Yo soy el Alfa y la Omega -dice el Señor-, el que es y que era y que ha de venir, el Todopoderoso. Apocalipsis 1:8. En este pasaje Dios se describe como alfa y omega, o sea principio y fin, pero es para que nosotros podamos entender que Él ha estado desde antes de el principio de nuestro tiempo y que va a estar después de el fin. 

Esto significa que Él no cambia, Él es el mismo, y como Él, todas sus características duran por siempre, como su amor, su bondad y su fidelidad. Porque el Señor es bueno y su gran amor es eterno; su fidelidad permanece para siempre. Salmo 100:5. 

Hasta hoy jamás hemos tenido y jamás tendremos nada que dure por siempre, todo caduca, se desgasta, deja de servir o se muere, ¡todo!. Menos nuestro Dios, Él está siempre ahí para nosotros, inmovible. Y la pregunta es: ¿Estamos nosotros siempre para Él? 

NOS GUIARÁ POR SIEMPRE 

¡Este Dios es nuestro Dios eterno! ¡Él nos guiará por siempre! Salmo 48:14. Este salmo, junto con el salmo 121, son de los que más recuerdo, las promesas y declaraciones que vienen ahí me han ayudado mucho en momentos de angustia, en esos momentos que me he sentido solo, recuerdo estos salmos y que tengo un Dios eterno, un Dios que jamás se cansa, que jamás duerme y que siempre cuida de mí. Un Dios eterno en amor y en bondad, que no importa a donde me mueva va conmigo para guiarme con su eterna sabiduría. 

UN REFUGIO ETERNO 

Cuídame, oh Dios porque en ti busco refugio. Salmo 16:1. Entendemos la definición de refugio, como un lugar de protección. Tenemos la seguridad de que vamos a encontrar refugio en Dios cada vez que lo busquemos, no importa cómo o de dónde venimos, nuestro refugio siempre va a estar ahí para protegernos, tal vez hemos perdido el rumbo, pero no es necesario buscar por mucho tiempo o en diferentes lugares porque este refugio está accesible siempre y al alcance de una oración. 

El Dios eterno es tu refugio; por siempre te sostiene entre sus brazos. Expulsará de tu presencia al enemigo y te ordenará que lo destruyas. Deuteronomio 33:27

Además de la seguridad que nos brinda como refugio nos da la fuerza para destruir al enemigo, es decir que con Dios tenemos una doble garantía de protección

VIDA ETERNA

Nosotros podemos alcanzar vida eterna si creemos en Cristo Jesús como hijo de Dios y en el sacrificio que él hizo en la cruz. Para que todo el que crea en él tenga vida eterna. Juan 3:15 

Tenemos esa seguridad, de que vamos a tener vida por siempre, no en este mundo, sino en el reino de los cielos, donde ya no vamos a preocuparnos por nada y no tendremos dolor. Allá estaremos por siempre junto a nuestro Padre. Esa es nuestra esperanza Tito 1:2.

Escrito por Iglesias Creativas.