ME VOY A PESCAR

Jesús había sido crucificado y había resucitado al tercer día como lo había predicho, pero hasta ese momento sus discípulos no habían entendido lo que había pasado, seguían sorprendidos por haber visto el sepulcro vacío.

LO DEBAR

David ordeno a Siba, que había sido siervo de Saúl , que él y toda su familia quedaran al servicio de Mefiboset y su familia, y así lo hizo. Tullido de ambos pies, Mefiboset vivía en Jerusalén, pues siempre se sentaba a la mesa del rey. 2 Samuel 9:13.