MINISTERIO DE UJIERES

Servir dentro de la iglesia es un privilegio en el que pocos están dispuestos a comprometerse, hay muchas actividades que cubrir y a veces pocos voluntarios, una de las áreas que involucra mucha ayuda es el ministerio de ujieres.

Este es muy importante ya que es de las cosas que más impacto pueden tener en una persona que llega por primera vez.  

El cómo te reciben y la forma de organización, es con la primera impresión con la que te quedas casi siempre, es por eso que este ministerio es tan indispensable. Hay muchos aspectos que se consideran dentro de este, aquí abarcaremos solo algunas cosas que las iglesias pequeñas pueden tomar en cuenta, para ser de impacto.

Como elegir miembros para este ministerio.

A veces pensamos que con uniformar a algunos miembros de la iglesia y pedirles que reciban a la gente es la mejor solución, con esto no estoy diciendo que tener una buena presentación es malo, pero hay aspectos más importantes que debemos considerar, como, por ejemplo:

  • Deben ser miembros activos de tu congregación.
  • Busca voluntarios, comprometidos con Dios y con tu iglesia. (Su compromiso debe ser real, sincero y visible).
  • Deben tener el deseo de servir en este ministerio.
  • Deben ser amables y comprometerse a tener buena actitud de servicio Recuerda que las palabras de un corazón sincero y con amor impactan mas que una formalidad.

Si no tienes muchos voluntarios que estén dispuestos a servir cada semana,  puedes involucrar a toda tu iglesia formando grupos de 10 personas que puedas rolar cada mes para las actividades, créeme te vas a sorprender con su respuesta.

Realiza un formato con las diferentes actividades que el grupo debe cumplir, por ejemplo lo siguiente son algunas cosas que podrían hacer.

  1. Llegar por lo menos media hora antes de la celebración para realizar sus tareas.
  2. Poner una mesa en la entrada de tu iglesia donde puedas colocar los gafetes y los folletos o boletines a entregar y designa dos o tres personas para que reciban a la gente.
    • Recíbeles con una sonrisa, salúdales de manera cordial y con amor.
    • Si tu iglesia no es muy grande, pueden utilizar gafetes o etiquetas con sus nombres, esto ayuda a que las nuevas personas vallan conociéndose.
    • Elabora folletos donde incluyas el programa del día, anuncios, dirección de la iglesia y algún teléfono a donde se puedan comunicar para emergencias, inclusive puedes dejar un espacio para que hagan alguna anotación de la predicación si así lo desean y entregarlos a las personas de manera individual o por familia cuando vallan llegando.
    • Pon a la mano sobres que pueda tomar la gente, y pueda usarlos para el tiempo de ofrenda. A estos sobres puede ponerle tener algún texto o ilustración que indique para que son.

        3. Designa a una persona que este al pendiente de los lugares vacíos, y guíe a las personas que están entrando.

  1. Pide a 2 personas preparar las charolas para el tiempo de la santa cena o cena del Señor, asegúrate de que esté todo listo antes de que inicie la celebración, las copas o vasitos servidos y el pan o galletas cortados en cuadritos pequeños. Ponlos en una mesa junto a tu auditorio. Cada grupo deberá asegurarse que siempre haya el jugo suficiente para este tiempo especial, y deberá solicitar la compra con el pastor o tesorero.
    1. Llenar copas suficientes para tu congregación.
    2. Repartir las charolas con las copas en el tiempo indicado.
    3. Repartir a los maestros de la escuela dominical.
    4. Tener listas canastas para recolectar las copas al finalizar el tiempo de la santa cena.
    5. Llevarse las copas para lavarlas cada domingo.
    6. Mantener en buen estado las charolas y limpiarlas después de usarlas.
  1. Durante el tiempo de la celebración pide a alguien del equipo contar cuantas personas se encuentran en el recinto, separando niños, adultos y visitantes. Esto te ayudara a llevar un registro de tus asistencias. También puede verificar que no le haga falta nada a los maestros de la escuela dominical.
  2. Todos deben ayudar al momento de repartir la santa cena o recoger la ofrenda para que este tiempo no se prolongue demasiado. Ten a la mano las canastas para recoger la ofrenda y las copas.  

  3. Toma un espacio de un o 2 minutos en tu celebración para reconocer a las personas que llegan por primera vez y dales la bienvenida delante de toda la congregación. Pídeles que llenen un formato con su nombre, teléfono, y si le interesaría conocer mas de Dios, así podrás darles seguimiento. Si te es posible obsequiases algún libro pequeño como un devocional o algún evangelio que sea de bendición, puede también ser un detalle como un separador con un versículo, esto ayudara a tener la iglesia presente.

  4. Al finalizar todos pueden ayudar a recoger gafetes y guardar y limpiar los instrumentos utilizados.

Como vemos en Mateo 20:28 El Hijo del hombre no vino para que le sirvan, sino para servir y para dar su vida en rescate por muchos.

 Tenemos un gran ejemplo a seguir que es Jesús mismo y recuerda que hacer cambios para mejorar, siempre es de bendición para la iglesia.

Escrito por Iglesias Creativas.