CUANDO TU FE ES PROBADA

Hemos escuchado mucho sobre el tamaño de nuestra fe y creo que a todos nos gustaría tener una fe enorme que nos alcance para ver milagros… pero ¿cómo puedes medir la fe?, no existe una herramienta con la que puedas hacerlo, al menos no una física, pero Dios mide nuestra fe ¿cómo? en medio de la prueba. Es ahí cuando la fe es medida, es en medio de la prueba que puedes ver milagros. Muchas veces hemos dicho que tenemos fe pero quizás pocas veces hemos tenido que demostrarlo, especialmente cuando estamos bien, cuando no nos falta nada, tenemos salud, dinero en la cartera y comida en la alacena.

Hebreos 11:1 dice, ahora bien, la fe es la garantía de lo que se espera, la certeza de lo que no se ve.

Es decir que la fe es seguridad, es confianza y por medio de ella tenemos paz. 

LA PRUEBA

 a Biblia nos muestra en el libro de Job como el era un hombre recto, intachable, temeroso de Dios y apartado del mal, era un hombre muy bendecido, aún con esas cualidades su fe fue probada. La escritura nos enseña como en medio de toda la prueba no dejo de dar gloria a Dios. Aún cuando había perdido todo, incluso la salud, jamas se olvido de todas las bondades de Dios y jamás perdido la fe. 

Entonces, ¿es la prueba un castigo? ¿como debemos actuar en la prueba? ¿cuál va a ser nuestra actitud al ser probados?, debemos entender que la prueba no es castigo y no viene por actuar mal, y es por eso que debemos seguir confiando, mantenernos firmes en nuestra posición de creyentes y de hijos, seguir alabando a Dios y dando gracias por todo, sabiendo que Dios tiene cuidado de nosotros y siempre busca bendecirnos. 

FELICES EN EL PROCESO 

Santiago 1:2-8 Hermanos míos, considérense muy dichosos cuando tengan que enfrentarse con diversas pruebas, pues ya saben que la prueba de su fe produce constancia. Y la constancia debe llevar a feliz término la obra, para que sean perfectos e íntegros, sin que les falte nada. Si a alguno de ustedes le falta sabiduría, pídasela a Dios, y él se la dará, pues Dios da a todos generosamente sin menospreciar a nadie. Pero que pida con fe, sin dudar, porque quien duda es como las olas del mar, agitadas y llevadas de un lado a otro por el viento. Quien es así no piense que va a recibir cosa alguna del Señor; es indeciso e inconstante en todo lo que hace.

Santiago nos enseña que tenemos que estar dichosos al tener que enfrentarnos a las pruebas, porque por medio de ellas se producirá en nosotros constancia que nos llevará a ser perfectos e íntegros, así nuestra fe va a poder crecer y podremos pedir sin dudar porque al tener duda no recibiremos nada de parte de Dios. 

En este caso es la misma fe lo que nos hace estar dichosos pues entendemos que la prueba es necesaria para nuestra fe, sin la prueba nuestra fe no crecería y no alcanzaría madurez. 

OBEDIENCIA 

Abraham, llegó a ser considerado el padre de la fe, pero ¿qué tuvo que pasar para que fuera considerado así?, tuvo que dejar su casa, su país, todo lo que conocía, para ir a un lugar nuevo y confiando, hizo todo lo que Dios le dijo. Puso su fe en Dios y, aunque era de edad avanzada creyó en que Dios le iba a dar un hijo y aunque tuvo fallas, como seguramente todos hemos tenido, tuvo a su hijo por medio de esa fe, la cual también fue probada como vemos en Genesis 22, cuando Dios le pido a su hijo en sacrificio, Abraham estuvo dispuesto a obedecer sin cuestionar demostrando así su obediencia y su confianza en Dios.

 Entonces no debemos desanimarnos por el hecho de ser probados, pues para Dios nuestra fe es muy valiosa pues sin ella es imposible agradarle. De igual forma para nosotros debe tener esa importancia, debe ser muy valiosa. La primera carta de Pedro nos enseña que la fe, al igual que el oro, pero siendo mas valiosa, debe ser pasada por fuego, esto es la prueba, con el fin de demostrar que es digna de aprobación, gloria y honor para cuando Jesucristo se revele. Esto, para nosotros los creyentes, debe ser motivo de mucho gozo, es quizás difícil de entender y hasta de aceptar, pues sabemos que las pruebas suelen ser difíciles.

1 Corintios 10:13 Pero Dios es fiel, y no permitirá que ustedes sean tentados más allá de lo que puedan aguantar.

Recuerda que Dios no va a permitir que atravieses por situaciones que no puedas soportar y que además te ha dado las armas para vencer y más aun, nos ha dado la victoria por medio de Cristo Jesús. 

 

Escrito por Iglesias Creativas