Mantente firme y confronta el pecado.