Que dice la Biblia del amor y la paz interior

En Filipenses 4:7, donde se nos dice que «la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús».

«El amor que sobrepasa todo entendimiento» es una frase que se refiere a un tipo de amor que va más allá de lo que se puede comprender o explicar racionalmente. Es un amor que es tan profundo y poderoso que trasciende la lógica y la razón.

Este tipo de amor a menudo se asocia con el amor incondicional que se tiene por los hijos, por los padres o por la pareja. Es un amor que no se basa en las circunstancias externas o en las cualidades de la persona amada, sino que es una fuerza interna que nos impulsa a amar de manera incondicional.

La Biblia cristiana enseña que el amor de Dios es una fuerza infinita que trasciende cualquier cosa que podamos comprender o imaginar. En 1 Juan 4:8, se nos dice que «Dios es amor», lo que significa que el amor es parte de la naturaleza y carácter de Dios.

Además, la Biblia enseña que el amor de Dios es un amor sacrificial que se demostró en la muerte de Jesucristo en la cruz por nuestros pecados. Romanos 5:8 nos dice que «Dios muestra su amor por nosotros en que, siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros».

El Amor que sobrepasa todo entendimiento

Esta frase se refiere a la idea de que la paz y el amor de Dios son más allá de lo que podemos entender o comprender racionalmente. El amor de Dios por nosotros es tan grande e incomprensible que no podemos medirlo o explicarlo completamente.

la Biblia enseña que el amor de Dios es un amor que transforma nuestras vidas y nos da la fuerza para amar a los demás de la misma manera. En 1 Juan 4:11, se nos dice que «amémonos unos a otros, porque el amor es de Dios, y todo el que ama es nacido de Dios y conoce a Dios».

El amor de Dios va más allá de lo que podemos entender, pero aún así es una realidad poderosa que podemos experimentar en nuestras vidas. Este amor es un regalo de Dios, y cuando lo recibimos y lo compartimos con los demás, podemos experimentar una paz y una alegría que trasciende cualquier situación o circunstancia en la vida.

El amor de Dios es también un amor incondicional que no depende de lo que hacemos o dejamos de hacer. En Efesios 2:4-5, se nos dice que «Dios, que es rico en misericordia, por su gran amor con que nos amó, aun estando nosotros muertos en pecados, nos dio vida juntamente con Cristo».

En resumen, el amor que sobrepasa todo entendimiento es un amor que no puede ser medido ni explicado, que va es más allá de lo que podemos entender, pero que es capaz de mover montañas, transformar vidas, es una fuerza infinita que es parte de la naturaleza y el carácter de Dios, un amor sacrificial e incondicional que transforma nuestras vidas y nos da la fuerza para amar a los demás de la misma manera, es inexplicable y aún así es una realidad poderosa en nuestras vidas.

 

 

 

 

 

Send this to a friend