Les aseguro que, si tuvieran fe tan pequeña como como un grano de mostaza, para ustedes nada sería imposible.

Lucas 13:18-19 es un pasaje en el que Jesús compara el reino de Dios con una semilla de mostaza que crece y se convierte en un árbol grande. Los versículos dicen así:

«Dijo, pues: ¿A qué es semejante el reino de Dios, y con qué lo compararé? Es semejante a un grano de mostaza, que un hombre tomó y sembró en su huerto; y creció, y se hizo árbol grande, y las aves del cielo anidaron en sus ramas.»

En estos versículos, Jesús está respondiendo a la pregunta sobre el reino de Dios y cómo se manifiesta en la vida de las personas. Él compara el reino de Dios con una semilla de mostaza, que es una de las semillas más pequeñas que existen, pero que crece y se convierte en un árbol grande.

Jesús está diciendo que el reino de Dios puede comenzar pequeño, pero crecerá y se extenderá a medida que más personas lo acepten y lo vivan. El árbol grande que surge de la semilla de mostaza representa la fuerza y la expansión del reino de Dios, y las aves del cielo que anidan en sus ramas representan a todas las personas que encuentran refugio y protección en el reino de Dios.

En resumen, Lucas 13:18-19 es un pasaje en el que Jesús compara el reino de Dios con una semilla de mostaza que crece y se convierte en un árbol grande. Este pasaje nos recuerda que el reino de Dios comienza pequeño, pero crece y se extiende a medida que más personas lo aceptan y lo viven en sus vidas.

Luke 13:18-19:

«Then He said, ‘What is the kingdom of God like? And to what shall I compare it? It is like a mustard seed, which a man took and put in his garden; and it grew and became a large tree, and the birds of the air nested in its branches.'»

Lucas 13:20-21 es un pasaje en el que Jesús compara el reino de Dios con la levadura que una mujer mezcla en tres medidas de harina. Los versículos dicen así:

«Y dijo otra vez: ¿A qué compararé el reino de Dios? Es semejante a la levadura que tomó una mujer, y escondió en tres medidas de harina, hasta que todo fue leudado».

En este pasaje, Jesús continúa hablando sobre el reino de Dios y cómo se manifiesta en la vida de las personas. Él compara el reino de Dios con la levadura que una mujer mezcla en tres medidas de harina.

La levadura es un agente que hace que la masa de pan crezca y se expanda. Jesús está diciendo que el reino de Dios es como la levadura, que se mezcla en la masa y la hace crecer. El reino de Dios, en otras palabras, tiene el poder de transformar y cambiar la vida de las personas.

La mujer que mezcla la levadura en tres medidas de harina representa a todas las personas que trabajan para difundir el reino de Dios en el mundo. La levadura que ella mezcla en la masa representa la influencia del reino de Dios en las vidas de las personas, haciendo que crezcan y se expandan.

En resumen, Lucas 13:20-21 es un pasaje en el que Jesús compara el reino de Dios con la levadura que una mujer mezcla en tres medidas de harina. Este pasaje nos recuerda que el reino de Dios tiene el poder de transformar y cambiar nuestras vidas, y que debemos trabajar para difundir su influencia en el mundo.

Luke 13:20-21:

«And again he said, ‘To what shall I liken the kingdom of God? It is like leaven, which a woman took and hid in three measures of meal till it was all leavened.'»

Luke 13:20-21 is a passage in which Jesus compares the kingdom of God to yeast that a woman mixes into three measures of flour. The verses say:

«Again he asked, ‘What shall I compare the kingdom of God to? It is like yeast that a woman took and mixed into about sixty pounds of flour until it worked all through the dough.'»

In this passage, Jesus continues to speak about the kingdom of God and how it manifests in people’s lives. He compares the kingdom of God to yeast that a woman mixes into three measures of flour.

Yeast is an agent that makes bread dough rise and expand. Jesus is saying that the kingdom of God is like yeast, which is mixed into the dough and makes it grow. The kingdom of God, in other words, has the power to transform and change people’s lives.

The woman who mixes the yeast into three measures of flour represents all people who work to spread the kingdom of God in the world. The yeast that she mixes into the dough represents the influence of the kingdom of God in people’s lives, causing them to grow and expand.

In summary, Luke 13:20-21 is a passage in which Jesus compares the kingdom of God to yeast that a woman mixes into three measures of flour. This passage reminds us that the kingdom of God has the power to transform and change our lives, and that we should work to spread its influence in the world.

Send this to a friend